Este viernes 3 de noviembre es el “tradicional” encendido de la bella Vista y vuelve a tomar fuerza el debate sobre la pertinencia de este evento ante la aguda crisis económica que vive el país y el porque las instituciones públicas deben financiar con dinero municipal este evento. ¿Cuánto tiempo tardaremos en administrar los recursos públicos con providad? ¿Es el entretenimiento una prioridad en una sociedad en crisis? ¿Qué tiene de malo hacer este maravilloso evento que embellece la ciudad?

Categories:

Tags:

Aún no hay respuestas

Deja un comentario