En los días recientes hemos visto manifestaciones de violencia en los estadios de fútbol Latinoamérica y la fiebre mundialista que recrudece, borrando de nuevo la memoria de los seres humanos, quienes parecen ignorar que estamos en el clima de una tercera guerra mundial. ¿Por qué la nueva era de los gladiadores sigue hipnotizando a las multitudes? ¿Qué ventaja sacan los políticos de la necesidad que tenemos los humanos de abstraernos de los problemas con los deportes o la farándula?

Categories:

Tags:

Aún no hay respuestas

Deja un comentario